Loading...

sábado, 21 de mayo de 2011

La suplantación de identidad


Phishing (contracción de las palabras en inglés "fishing" y "phreaking", que se refiere a piratear líneas telefónicas ), es una técnica fraudulenta que usan los hackers para conseguir información (generalmente sobre cuentas bancarias) de los usuarios de Internet.
Phishing (o suplantación de identidad) es una técnica de "ingeniería social", lo que significa que no aprovecha una vulnerabilidad en los ordenadores sino un "fallo humano" al engañar a los usuarios de Internet con un correo electrónico que aparentemente proviene de una empresa fiable, comúnmente de una página Web bancaria o corporativa.
Estos hackers envían un correo electrónico usurpando la identidad de una empresa (un banco, una página Web de comercio electrónico, etc.) e invitan al usuario a conectarse a través de un vínculo de hipertexto y a llenar un formulario en una página Web falsa, copia exacta de la original, con el pretexto de actualizar el servicio, una intervención de soporte técnico, etc.
Como las direcciones de correo electrónico se recolectan al azar en Internet, en general el mensaje no tiene mucho sentido porque el usuario no es cliente del banco que aparentemente envía el mensaje. Pero debido a la cantidad de mensajes enviados, a veces el receptor sí resulta ser cliente del banco.
De esta forma, los hackers obtienen con éxito los nombres de registro y las contraseñas de los usuarios o incluso información personal o sobre sus cuentas (número de cliente, número de la cuenta bancaria, etcétera).
Gracias a esta información, los hackers pueden transferir directamente el dinero a otra cuenta u obtener la información necesaria más tarde al usar con destreza la información personal que han recopilado y asi mismo causar tantos delitos como los que actualmente existen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario